If Mr McGuire were real

I confess.

I dropped a howler.

Last time I mentioned Walter Brooke, as in the actor,  who played the wise family friend to Benjamin (played by Dustin Hoffman) in The Graduate, I made a mistake.

In that infamous scene by the pool, where Mr McGuire gave the upstart graduate a single word of wisdom - plastics - I incorrectly spelt his name in my previous blog post.

Materially wrong

Alas if Mr McGuire were choosing his words and materials at any point since 1967, he may well have reasonably uttered silicon instead of plastics, or perhaps graphene.

In any case, I still assert that filters is worthy, if not more so than in 2010 when the abstract term crossed my mind and I spontaneously blogged much like now.

Yet today, the material that avidly evokes inspiration in me is cardboard.

Cardboard is a start, and as Joey "The Lips" Fagan, the Trumpet decrepit extraordinaire, recalled in The Commitments ....I believe in starts.

"Once you had the start the rest was inevitable. The Lord made sure of that."

Cake, nails and Pita bread

So what do this assortment of food and objects have to do with cardboard and Cardboard?

Well, it so happens I've lately been somewhat busy with Cardboard and VR ever since last summer at Droiders we combined Glass with VR during some wearable surgery.

You see, the thing is, where as Oculus is tricky, and Glass is misunderstood, watching 360º is a piece of....

even if filming 360º is hard as

and editing 360º is a

(bread as an acronym.) 

So hands up who doesn't like cake?

And now, due to a whole confluence of factors, cardboard and cake is getting real.

And Cardboard

I'll be talking more Cardboard and VR, online and in person in Manchester on Friday 12th June, 360 degree deciphering those culinary and steel metaphors.

The real Mr McGuire is unlikely to show up, other than perhaps as a bit part in a deck, but you are most welcome to try Cardboard* if you pop down to SASCON for the wearables session.

*Supplied with free cake. While stocks last.

Vaso

I do enjoy this music.

I selected it to match a video I made recently and it was a really challenging exercise.

Recently I've become far more tuned to sound in films and acoustics all around me.

I think the impact that sound editing has on mood is huge.

The blog post with it's accompanying video is published on vaso.me.

Interactive Mega-SERP

Keeping up with Search Engine Results Pages is, these days, even for full time SEO professionals, a fraught affair.

Google make hundreds of changes each year to their underlying algorithm.

However, not only are the query processes altered - aka Hummingbird - and the ranking methods adjusted, but their display is also subject to huge flux and continual experimentation.

Here is an interactive, tablet and fat finger friendly version of Dr. Peter Myers', Mega-SERP as featured on Moz.

Want to use it? Grab the embed code from Thinglink.

Whilst strictly speaking this SERP result is a blend of ingredients - just like our humble taco - it's a fascinating illustration of the wider complexity that we now face as marketers, and paradoxically the accuracy, relevance and richness we encounter as users.

In a lot of ways peak keyword has long since passed, even if conversations about keywords in the boardroom may not have.

Peak taco though?

I suspect that's a whole different byte.

El relaxing sound of marketing que es la leche

A veces me mosqueo, aunque suele durar poco.

No me refiero al relaxing cafe con leche. Muy a menudo me preguntan ¿y tú? de donde eres?...

Pues de aquí, ahora vivo en murcia...

Si pero, pero es que con esa pinta, pareces que eres...

¿..un guiri?

...bueno, es que no tienes acento de extranjero. ¿Donde nacistes?

En Londres.

Y aveces doy las explicaciones pertinentes o toreo la pregunta y seguimos por otro camino.

Y es que el mosqueo aunque parezca una tontería, no es porque será la milesima vez que se me hace la misma pregunta, sino porque siempre acabo diciendo Londres en vez de London.

Por mucho que el idioma nos fascina también nos marea

No cabo de entender porque, por ejemplo los españoles, que al menos coinciden, por si fuera poco, con el nombre de Gibraltar tanto en inglés que en español, no puedan llamar la capital de inglaterra de la misma forma. Como London en los dos idiomas.

Vale, que la pronunciación del peñon varie en cada idioma lo entiendo, pero al menos lo escriben igual. Pero si yo hubiera nacido en Boston por ejemplo, no tendría que vivir ese mosqueo inútil tan amenudo.

Y no creo que London tenga tanto variación de pronunciación entre un inglés y un español. Se entiende y eso es lo esencial.

Esa adventura de los extranjerismos hoy en día en españa continua a un ritmo extraordinario y en todas direcciones. En el campo de marketing (¿ ó bien debería decir el mercadeo mercadotécnica? - ¡no  basta!) uno de aquellas contaminaciones lingüísticas que me irita sigue siendo el tuit en vez del tweet por muy oficial que sea la versión que no se suele usar en la red española.

Por mucho que los catedráticos o instituciones intentan fijar un uso correcto del idioma, la calle siempre gana la batalla del argot hasta que el nuevo vocabulario, por muy sacudida de anglosajismos este, sea reconocida con un uso cotidiano por todos.

Otro gran ejemplo:

Tal como explica, Inma Ferragud en su blog con el toque de #marketingposturero, en inglés todo suena mejor.

Aunque ten en cuenta que eso lo dijo antes del éxito del relaxing cup of café con leche.

Como muchos otros más me suelo mover en un entorno social online bilingüe donde disfruto de los idiomas, culturas y marketing tanto en inglés que en español.

Eso si, observo que las actualizaciones en castellano son cada vez más invadidas por el inglés incluso dentro de los tweets de 140 caracteres donde se practica a menudo el splanglish, quizas porque sea más escueto, más hipster, y sinceramente porque al tratar de marketing es inevitable introducir el inglés para tener credibilidad hoy en día.

El post, el feedback, el email, el SEO, el PPC, el API, el target, Et cetera, etc.

Soy consciente de ello además porque acabo de traducir una joya de un post para un amigo escoces titulada la anatomía de la página web perfecta.

Ahora si, no doy por hecho que la traducción sea perfecta - la hice durante varios vuelos low cost este verano y no suele ser el entorno ideal. Si me he equivocado me lo puedes comentar aquí abajo o @paulgailey y en un plis plas lo cambio.

La verdad es que cada vez que traduzco terminología del inglés al castellano la audencia española, al menos la de marketing, demuestra tener suficiente control del idioma y parecen preferir usar la terminología anglo sajón.

Todo suena mejor en inglés

Pero como ya sabemos, con la resaca y espasmo madrileña olímpica que hemos vivido estos dias, no solo vale defenderse y saber leer el inglés, o hasta ponerse los cascos y el listen the ask, sino que la pronunciación correcta del inglés te puede suponer una gran ventaja de credibilidad.

Hay veces que aunque a ti te suena mejor en inglés, a un inglés todo le suene Botella. Y si tratas con un inglés o un estadounidense, os recomiendo practicar ese acento un poco. Atentos ¡vamos a da una clase!

No te fies de lo que dice Google

Lo primero. No te fies de Google. Me refiero al Google Translate y no a Matt Cutts, sino nos podemos enredar algo más de lo previsto.

Muchos son conscientes de que las traducciones automáticas no son adecuadas por muy sofisticadas que sean. De acuerdo. Pero yo me refiero a la pronunciación y no solo a la traducción.

Por ejemplo, no te recomiendo que sigas las pautas de este chavo:
Con Google Translate puedes escuchar la pronunciación de cada palabra que introduzcas. La voz que asignan al inglés sera de un varón de unos cincuenta años. Serio pero aceptable.

Pero la española parece una muñeca de lo más hortera posible igualando el tono de Dora Dora. Es espantosa y no la soporto. Mas adelante la vais a escuchar a la pava. No hace falta abrir otra pestaña por ahora. Tranqui.

A veces Google Translate no da la clave con la traducción a la primera, por ejemplo para community manager ofrece administrador de la comunidad, aunque hay que reconocer que permite seleccionar otras opciones tambien e incluso corregirle.

Vamos a eschuchar a Gibraltar, primero en inglés y luego en español...
Vale. Me parece correcto en ambos idiomas por idiota que parezca la voz femenina española.

El siguiente. Algo más social media ¿vale?

Linkedin.

Primero en español y luego en inglés tal como nos lo dice el tío inglés y la Dora Dora de Google:
y en inglés según Translate.
Aquí ya fallaTranslate. Tanto en español que en inglés. Un gran fail.

Aunque Dora Dora lo dice tal cual muchos lo pronuncian en españa y asi se entiende os aseguro que así no se dice, almenos cuando hables con un inglés.

Ahora si, esa tentación de pronunciarlo lo entiendo cuando alrededor tuyo lo hacen así y hasta grandes del SEO de españa caen en esa tentación al discutir entre ellos, por ejemplo....
Incluso hay veces que yo mismo me encuentro teniendo que pronunciar a lo Botella para que me entiendan. Lo peor es cuando lo hago de forma inconsciente y encima me dicen que no me entienden. Ahí ya me autodenomino de todo.

En cambio un inglés lo pronuncia así, como os he grabado aquí, sin prisa pero sin pausa, haciendo la pregunta ¿tienes perfíl en Linkedin?
Es algo parecido al comfortable (cómodo) tal como lo pronuncio la sra. Botella equivocandose separando el sonido de table y comfort. La forma correcta es pronunciarlo de golpe tal como el Linkedin y no Link-ed-in.

Osea asi:
en vez de 
La siguiente palabra, el Search Engine Optimisation (ya sabes que los estadounidenses lo escriben Optimization con zeta y los ingleses con una ese), el SEO. ¿Como se pronuncia SEO?

Escuchamos a Translate de nuevo, primero en inglés 
y luego en español.
Con sus siglas todas juntas Translate se lía y lo pronuncia mal en inglés aunque de forma correcto en español. Y es que la clave está en que en inglés, se pronuncia cada letra, osea
Pero claro, no te puedes fiar de Translate para la pronunciación ni de su capacidad de diferenciar entre mayúsculas o minúsculas.

Por ejemplo, SERPs tal como se suele escribir (de Search Engine Result Pages) se suele pronunciar entero así:
al igual que en español
pero, si introducimos la palabra en mayusculas en Translate y pinchamos sobre el icono de escuchar, suena así:
Fatal.

El caso de API. Como happy pero en español ¿no?

Pues no. No señor.

No se dice API en inglés como al estilo de pronunciación onomatopéyica de happy. En españa si, se suele decir así al igual que el IBI or el IVA. Es decir, así:
Pero el inglés lo deletrea, así:
Y tampoco digamos que los ingleses deletrean todas las siglas al pronunciarlas. Sería demasiado fácil y el inglés está repleto de excepciones, por eso le puede resultar tan reñido a un extranjero aprenderlo.

El IVA (Impuesto al valor añadido) por ejemplo, a veces escrito como V.A.T or VAT (Value Added Tax) se dice de ambas formas deletreado:
y VAT de golpe:

Translate se la lía parda

Y aunque algunos dirán que no usan Translate para la pronuciación, también Dora Dora de Google es capaz de tirar un wobbly (to throw a wobbly), como dirían los ingleses.

Por ejemplo Google parece entender que el Return on Investment, el ROI si lo introducimos con espacios entre las letras, tendrá algo que ver con el mundial de Brasíl como demuestra aquí:
Por cierto, no os lías con definiciones del ROI en marketing. Siempre ha sido un cálculo financiera que se puede aplicar a la inversión de marketing tal como este formulario en inglés de Christopher Penn lo explica.
Así como Ganado - Gastado / Gastado. Os recomiendo su post sobre ello, o el libro, incluso aún disponible en castellano, de Olivier Blanchard, Social Media ROI.

Otras herramientas para pronunciar el inglés

Menos mal que existen otras herramientas para aprender pronunciar el inglés. Entre ellas destaco Forvo que es curioso (¡ojo! curioso se traduce en ese sentido como funny en vez de curiously) porque aunque suele acertar a menudo, veras que con alguna terminología tampoco es fiable.
Forvo funciona reuniendo pronunciaciones ofrecidas por los usuarios de diferentes partes del mundo de tal forma que puedes elegir e incluso votar las pronunciaciónes preferidas. De un vistazo puedes identificar el origen geográfico ofrecido de un pronunciación y presumen de un vocabulario de más de 2 millones de palabras.

Pero aún asi, no te fies. Aquí vemos como el ROI al menos para el sentido a que nos referimos, está erróneamente pronunciada por una francesa
un gallego
una vietnamita
un chino
Aqui oimos el ROI mal pronunciado de nuevo por la Dora Dora
y de la forma correcto en inglés.
Osea deletreandolo R-O-I en inglés.

En cambio con el SEO, usando Forvo, acierta un italiano,
un estadounidense...
pero se equivoca un escoces
y un irlandes.
Osea que no nos fiemos de esos guiris. No se aclaren ni entre ellos mismos.

La otra herramienta se llama howjsay y suele ser bastante fiable de lo que he visto.

Pero, y hay un gran pero, al ser programado en Flash, no funciona en tantos dispositivos hoy en día y tampoco contiene definiciones como el ROI.

Los glosarios de marketing y el spanglish

Hay varios glosarios por ahí en español que te pueden servir para aprender marketing online como este y este aunque no he visto ninguno que te pueda ayudar pronunciar la terminología correctamente. También hay tecnologías de accesibilidad como Browse Aloud que pueden ayudar.

Cada vez que revise la traducción de aquella página perfecta, perdía esa batalla de limitarme al castellano y poco a poco fui introduciendo más palabras spanglish porque eso de referirme a fragmentos enriquecidos de video me sonaba casí académico comparado con los video rich snippets

¿Quien, hoy en día, se refiere a su bitácora en vez de su blog?
Lo dificil es medir cuando vale la pena descartar del todo la traducción exacta cuando la palabra extranjera ya se ha asimilado del todo en en vocabulario de la audencia. Sería algo cansino estar traduciendo o dando explicaciones de un post cada dos por tres en un artículo cuando ya no sea necesario.

Por lo tanto pido disculpas si he cometido algún error, aunque al igual que el SEO donde hay diversas opiniones, si le preguntas a dos traductores por una traducción de una solá palabra, te contestarán con al menos tres respuestas.

El faulty inglés

No nos limitemos a la Sra. Botella a la hora de celebrar la pronunciación. Uno de los personajes más queridos en inglaterra es Manuel, el camerero de Barcelona, en la series clásica de los 80 llamado Fawlty Towers.


Y para que no nos hundimos, aquí vemos la importancía de pronunciar bién el inglés para un alemán.

Bésame mucho como si fuera el last time

Cabe recordar que la sra. Botella no es única ya que no todos han logrado el éxito esperado ante una cita importante.

Quizas el ejemplo más famoso sea la de los Beatles, cantando el famosisimo bolero mexicana en la audición de Decca Records el día 1 de enero 1962, cuando les dieron las largas argumentado que: 

No nos gusta como suenan, y la música de la guitarra esta pasando de moda.


Menos mal que los chicos de Liverpool no se tomaron las críticas en serio.

Se ve que a la canción le tuvieron bastante cariño durante su carrera con otra versión grabada al mismo tiempo que el grán éxito de Let it Be.

Siempre serán the milk

Pero eso si, tanto como el discurso de la sra. Botella, como mi traducción de la página web perfecta, algo lost in translation, y como el spanglish del marketing y los tweets, los Beatles cambiaron la letra de la canción original, improvisaron un poco y lo pronunciaron a su aire.

Like a boss porque siempre serán the milk.

Por cierto este post no lo ofrezco traducida al inglés. ¿Para que me voy a liar más?

¡Cha cha boom!

Adios Posterous, long live long form

In a few hours time some 59 million URLs will vanish from the web.

Thousands of hours of personal pensive endeavours will disappear as blogs and content go to the digital graveyard.

Posterous is closing on April 30. The Posterous backup tool will continue to be available until May 31 so you can download all your Spaces.

— posterous (@posterous) April 26, 2013

Posterous was acquired by Twitter last year.

I'm feeling a tad nostalgic, as personally I've not only used Posterous a great deal  - it powered this blog for a long time - but it provoked a good many people to express themselves easily online without all the hassle of setting up and maintaining a blog.

At one point Posterous and Tumblr were constantly pitched against each other in the tech press, probably as reluctantly as Blur and Oasis in their day.

They were infact quite different, mechanics apart, because the audience that each platform attracted were different.

Posterous content was perhaps less visually outlandish than Tumblr which continues to part of the temporal web of memes.

Posterous however, I found was home to a great deal of fantastic content from all walks of (online) life.

I read countless blogs from founders of companies, journalists, marketers, writers, that all wrote with real thought and devotion.

It was very easy to whack out a post, it's ease of use was initially just writing an email and clicking send to have it published even under your own domain in an instant.

You just didn't need to really worry about all the ins and out of running a blog. Alas, things have changed now.

There is still real value to be had in writing on your own domain, despite the ease and attractions of participating and writing in social chambers, albeit large ones like Google Plus or niche places like ADN.

5 days until 59 million Posterous URLs disappear from the planet. My only solace is to keep coding. posthaven.com/ourpledge

— Garry Tan (@garrytan) April 26, 2013

Fortunately, there are still alternatives for easy, light blogging. This blog, despite maintaining the personal domain, is currently powered by Posthaven - a phoenix service headed by one of the original founders of Posterous.

And Posthaven allowed a brilliant method to easily import your Posterous data into it without data loss. Alas Twitter decided not to tell anyone about this in their last emails:

@posterous How churlish & mean-spirited of you not to recommend #posthaven as a replacement for #posterous in your last email. Disappointed.

— Stephen Daniels (@sdonline) April 26, 2013
Not only is content likely to be lost in this darwian reality afflicting so many online services these days, but of course so will many a thoughtfully placed or earned link.

If your professional crust depends on it, it's not too late to determine precisely how much you may have invested in a .posterous.com link profile:

The web needs longer and more diverse content.

Blogging is talk and thought and that's not going away.

Long live long form.